9 CONSEJOS PARA LA SALUD DE TUS OJOS

Published on May 10 2017

9 consejos para la salud de tus ojos

 

La visión es un sentido de gran importancia para la vida diaria, y al que no le prestamos demasiados cuidados. Con las nuevas tecnologías, nuestros ojos sufren y se esfuerzan mucho más que antes, de hecho, la mayoría de la población sufre de algún tipo de problema visual que nos hace recurrir al oftalmólogo cuando ya se ha producido el daño.

La doctora Elena Barraquer, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona y con gran experiencia en este campo nos da 9 consejos para mantener la salud de nuestros ojos y prevenir posibles enfermedades.

 

1.- Revisión anual

Deberíamos acudir al oftalmólogo una vez al año para realizarnos una revisión ocular para poder detectar cuanto antes cualquier indicio de enfermedad o deterioro, como miopía, astigmatismo o hipermetropía que suelen ser los problemas más comunes, así como los errores refractivos no corregidos, todo lo cual produce que nuestros ojos se esfuercen mucho más para poder enfocar y propician el deterioro. La degeneración macular y el glaucoma entre otras enfermedades,  tienen mejor pronóstico si las detectamos a tiempo y nos ponemos en tratamiento.

 

2.- Alimentación sana

Una correcta alimentación es vital para la salud de todo nuestro organismo, y por supuesto también para mantener una buena función visual. Las vitaminas que más ayudan a nuestros ojos son la vitamina A, C y E, así como los minerales zinc y selenio, y el ácido Omega 3, son fundamentales para el correcto funcionamiento de la retina y para retrasar el envejecimiento de los mecanismos visuales. Todos estas sustancias las podemos ingerir a través de frutas, verduras, pescados azules, mariscos y frutos secos. Estas vitaminas y sumplementos minerales son de mayor importancia en enfermos o personas mayores, en gente que no tenga una correcta alimentación y en personas con alguna patología oftalmológica.

 

3.- Uso de lágrima artificial

Nuestros ojos deben mantener una adecuada lubricación de la superficie ocular que la hace mantenerse transparente y bien lubricada a través de la película que forma nuestra lágrima. Es a través del parpadeo que lubricamos dicha superficie, pero a veces es insuficiente o efectuamos un parpadeo incorrecto. Cuando estamos frente al ordenador, la tele o simplemente leyendo un libro, la frecuencia de nuestro parpadeo se reduce, reduciendo así también la lubricación de nuestros ojos, produciendo sequedad ocular pudiendo provocar enrojecimiento, dolor y lagrimeo por reflejo. Esto también sucede cuando estamos expuestos al aire acondicionado, ya sea frío o calor, o en ambientes cargados de humo. Para evitar una insuficiente lubricación, podemos ayudarnos de lágrima artificial, lo cual es altamente recomendable.

 

4.- Radiación ultravioleta

Si no podemos mirar al Sol es porque hay buenos motivos para ello. La radiación ultravioleta produce en toda la estructura del ojo alteraciones agudas e incluso crónicas. Es muy importante protegerlos con unas gafas adecuadas y homologadas que tengan una protección garantizada contra este tipo de radiación, como las gafas con filtro contra los UV, incluso en días nublados, pues la radiación penetra a través de las nuves y nos afecta igual aunque no nos demos cuenta.

 

5.- Practicar deporte con gafas

Por lo comentado antes de los rayos ultravioletas, la gente que practica deporte al aire libre aumenta su exposición a estos rayos, por lo que deberá realizar cualquier deporte con unas gafas adecuadas para protegerse. También se protegerán al tiempo de los daños y traumatismos que puedan causar los factores ambientales, como el viento, el polvo y la arena.

 

6.-  Limpieza ocular

Es de gran importancia mantener nuestros ojos limpios. Una adecuada limpieza refresca el ojo y evita la acumulación de cuerpos dañinos, como puedan ser las partículas de polvo. Ante una contaminación ocular por algúna sustancia química o algún cuerpo extraño debemos lavarnos los ojos inmediatamente con abundante agua limpia, con cuidado de no frotarnos los ojos en ningún caso y por supuesto, acudir inmediatamente después del lavado al oftalmoóogo.

 

7.- Buena iluminación

Tener una buena iluminación en nuestro entorno es vital para reducir la fatiga visual. Para realizar cualquier trabajo donde debamos fijar nuestra vista, como leer, coser o realizar cualquier trabajo con las manos, deberemos poner una fuente de luz detrás de nosotros y enfocada a nuestro objetivo visual. Al ver la televisión o para trabajar ante el ordenador es importante evitar relfejos de luz sobre la pantalla.

 

8.- Relajar los ojos

Las estructuras oculares son las responsables del enfoque que realizan nuestros ojos al mirar a diferentes objetos en diferentes distancias, por lo que para reducir el estrés y la fatiga visual que supone una tarea prolongada durante mucho tiempo es necesario realizar una relajación de estas estructuras eventualmente. Para ello, lo aconsejable es desviar la vista del objeto enfocado, (como pueda ser el monitor de nuestro ordenador, un libro, la tele, etc.) y mirar a lo lejos. Esto se recomienda hacer cada 15-20 minutos durante unos 10-15 segundos. Así ayudaremos a mantener nuestros ojos descansados evitando que se esfuercen demasiado.

 

9.- Educación

Para fomentar estos hábitos desde bien pequeños, es importante educar a los niños y también concienciar a la sociedad acerca de la importancia de tomar medidas para el cuidado de nuestros ojos y mantener una salud óptima para que podamos disfrutar de más tiempo y mayor calidad de las maravillas que nos rodean.

Written by segolene

Published on #ojos, #salud, #consejos, #vista, #ocular

Repost 0
Comment on this post